Esa cifra, según los cálculos oficiales del Ministerio de Salud, supera al estimado de 25.000 que se tiene como el más aproximado a lo sucedido en la catástrofe de Armero, ocurrida el 13 de noviembre de 1985.

Tan solo ese día, la erupción y deshielo del volcán Nevado del Ruiz formó una avalancha que arrasó esa población del departamento del Tolima.

Bogotá sufre la peor mortandad

La capital es actualmente el principal foco de la pandemia en el país. En cuanto a muertes, ya alcanzó los 6.650 y dobla a la siguiente región con más víctimas; Atlántico, que suma 3.053. Después aparecen Antioquia (2.296), Valle del Cauca (2.189), Córdoba (1.511) y Santander (1.236).

Sobre las víctimas mortales del viernes, 38 corresponden a Bogotá, seguida de los departamentos de Valle del Cauca (20); Santander (13); Atlántico y Antioquia (11); Cundinamarca y Cesar (10); Huila (9); Tolima (8); Norte de Santander (7); Risaralda y Meta (6); Cauca (5), y Caldas (4).

El resto se encontraban en Nariño y Boyacá (3); Putumayo, Caquetá, Casanare, La Guajira y Magdalena (2), y Bolívar, Córdoba, Vaupés, Guaviare y Arauca (1).

Sin embargo, de los 179 fallecidos informados, 169 corresponden a días anteriores, agregó el Ministerio de Salud.