El encargado del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma), Carlos Eduardo Calderón, confirmó en entrevista con Tu Barco que Júpiter padece un cáncer y que ya entró en etapa terminal.

El funcionario explicó que son pocas las esperanzas de mantener con vida al animal por mucho tiempo, y que el procedimiento ahora es el de brindarle los cuidados paliativos.

“Haremos todo lo posible para que viva de la mejor manera durante sus últimos días”, expresó Calderón, citado por el medio vallecaucano.

Y es que los resultados de los nuevos exámenes que le practicaron a Júpiter ratificaron la sospecha de que padecía un cáncer, pues según el médico Calderón las pruebas arrojaron que los tumores que tiene en el hígado son porque la enfermedad hizo metástasis, aunque no se tiene claridad cuándo ni en qué órgano inició.

Esta información se conoce dos días después de que el médico diera a conocer, en la cuenta de Twitter del Dagma, que a pesar del cuadro clínico adverso, el felino estaba “de mejor semblante, comiendo por sí mismo y haciendo su función fisiológica completa”.

“Él está luchando”, resaltó Calderón, aunque fue realista y dijo que el animal tiene “varias masas tumorales en el hígado… anemia que persiste y disfunción renal”, lo cual lo pone en una difícil situación de salud si se tiene en cuenta que es un león de 20 años.

Pero mientras Júpiter pasa sus últimos días bajo el cuidado de un equipo médico, en Cali, vendedores ambulantes encontraron la forma de mantener vivo su recuerdo: peluches que hicieron en su homenaje y que se están vendiendo como ‘pan caliente’ en tiendas y semáforos de la ciudad.

“Se debió a la llegada de ‘Júpiter’, el leoncito que se está curando, y lo han comprado mucho para regalarlo”, precisó Álvaro, un vendedor que fue consultado por Blu Radio.