Marcela Corredor, de 41 años, logró comunicarse con el departamento de bomberos de la población y “entre balbuceos y expresiones de dolor, les dijo que las abejas la estaban atacando”, informó el diario El Heraldo.

En el llamado de auxilio, mencionó que “era alérgica a ellas” y alcanzó a enviar su ubicación por medio del GPS de su celular. A pesar de la reacción de las autoridades, Corredor y su colega Darley Gutiérrez, de 23 años, murieron por las picaduras, de acuerdo con el periódico.

Los ingenieros habían viajado desde Bogotá hasta el departamento caribeño para hacer estudios de topología en la zona, detalló Blu Radio.

El hecho ocurrió en “un sector de espesa vegetación” durante un análisis para el proyecto bosques solares de Bolívar, indicó Hugo Molano, comandante de la Policía del Atlántico, en declaraciones recogidas por la cadena radial.