La agenda del mandatario en el país europeo incluye encuentros bilaterales con jefes de Gobierno, líderes internacionales y directivos de multinacionales, “con el objetivo de concretar grandes oportunidades de inversión en Colombia y unir esfuerzos en torno a la protección del medioambiente”.

Según la Presidencia, el Gobierno “buscará ser el centro de la Inversión Extranjera Directa, impulsar las exportaciones y el turismo y promover la cooperación internacional”.

Además, sostendrá un encuentro “con más de 20 potenciales inversionistas internacionales de diferentes sectores, en un desayuno organizado por ProColombia, a quienes les expondrá las principales oportunidades de negocios que ofrece el país y el compromiso del Gobierno Nacional en consolidar una agenda de inversión sostenible y responsable”.

No obstante, a muchos ciudadanos no les ha gustado que pese a las oportunidades que pretende conseguir el jefe de Estado es un muy mal momento para abandonar el país, pues justo este martes se desarrolló una nueva jornada de paro nacional con diversos problemas de orden público, especialmente en Bogotá.

Cabe señalar que más temprano, Duque estuvo en Caucasia, Antioquia, y desde allí señaló que no se deben aceptar las vías de hecho en las manifestaciones.

Allí, el mandatario recordó que desde noviembre se adelanta la Conversación Nacional, con la cual, dijo, quiere “escuchar a todos los sectores, para que pasemos a una actitud de propuesta donde nosotros podamos ir resolviendo muchas necesidades que tiene el país, que vienen de muchos años atrás”.

Sin embargo, emprendió su viaje luego de eso y de liderar, en Bogotá, una reunión de seguimiento a la situación en las ciudades principales del país durante el paro nacional, desde la Dirección General de la Policía.