Diego Molano fue director de programa Más Inversión para el Desarrollo Alternativo (Midas), de la agencia de cooperación de Estados Unidos (USAID). Donde trabajó, según Duque, “intensamente” con la cooperación norteamericana, sino con toda la fuerza pública del país para llegar a los territorios.

También fue concejal de Bogotá y resultó elegido en el año 2016 como el mejor concejal de la ciudad. Fue, asimismo, galardonado con el premio Juan Luis Londoño de la Cuesta.

Desde el 2019, Molano estuvo a cargo del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, en donde, destacó Duque, acompañó no solo los consejos de seguridad que se han adelantado en todo el territorio nacional, sino que ejerció supervisión y seguimiento administrativo y operacional a la Consejería de Seguridad Nacional.

“Hoy asume el reto de ser ministro de la Defensa, un reto que lo llena también de pasión y de entusiasmo”, agregó Duque, y subrayó que Molano es hijo de un militar, “nacido en el Hospital Militar, formado en el Colegio Militar Patria, y toda su vida ha tenido una cercanía con las Fuerzas” Militares y de Policía.

Pero además de destacar su hoja de vida, Duque recibió a Molano con tareas: “Nos hemos reunido con la cúpula [militar] para mirar nuestra agenda de trabajo para el año 2021, y le expreso al señor ministro Diego Molano que veníamos desarrollando tareas muy importantes que nos llevaron a cerrar el año 2020 con la menor tasa de homicidios en 46 años, con la menor tasa de secuestros en tres décadas”.

El presidente también le puso sobre la mesa a su nuevo ministro de Defensa que el año pasado la mayoría de delitos como hurto, lesiones personales y extorsión se mantuvieron a la baja “con porcentajes significativos”.

“Pero, adicionalmente, haber alcanzado en el año 2020 las más altas incautaciones de drogas jamás realizadas por Colombia, con más de 500 toneladas de clorhidrato de cocaína, y también haber alcanzado la histórica cifra de la erradicación manual de 130.000 hectáreas de coca”, un dato que dejó en entredicho un informe periodístico que señala que hay ‘falsos positivos’ en cifras de erradicación.

Con todo lo anterior, Duque le dio una orden tácita a Molano: las cosas deben seguir mejorando.

Y Molano respondió. Se comprometió a que concentrará sus esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico, la seguridad ciudadana y la erradicación de cultivos ilícitos.

Pero fue más allá al mandar un mensaje a los cabecillas de los grupos armados ilegales, con lo cual quedó también comprometido, no solo con el presidente, sino con el país entero.

“Que sepa ‘Otoniel’, que sepa ‘Márquez’, que sepa ‘Santrich’, que sepa ‘Iván Mordisco’, que los vamos a buscar por mar, aire y tierra. Que nuestras Fuerzas Militares y de Policía no descansarán hasta que liberemos a los colombianos en esas regiones”, advirtió el nuevo ministro de Defensa.

Molano llega al caro en remplazo de Carlos Holmes Trujillo, que falleció el pasado 21 de enero como consecuencia del coronavirus.