El panfleto se hace llamar ‘Revista pelotazos’, y se distribuye en el estadio Palogrande. Una cuenta de humor noticioso del Once Caldas dejó en evidencia a la publicación y aseguró que “no es la primera vez que la revista pelotazos insulta o denigra a personas”:

En el texto completo de la publicación no solo se distingue la mala redacción y la falta de puntuación; además hace gala de mal estilo y mal gusto, llegando a equivocar hasta el apellido de la esposa de López. Esto es, literalmente, lo que dice:

“Claudio López: El nuevo alcaldesito de Bogotá, Claudio López, ahora quiere armar a los policías con palos de escoba dizque para que no ataquen a los indefensos universitarios vagos que si andan con papas bombas y escopetas pero el bobito de Claudio empezó mal y ojo que estos mismos bandidos son capaces de meterse a la casa de su noviecita Angélica Camacho y son hasta capaces de violársela y ella todavía es virgen. Claudio López con su corbatica va mal” (sic): ‘Revista pelotazos’

Aunque el artículo no está firmado, RCN Radio identificó al director de la publicación, Luis Guillermo Escobar, como el responsable del artículo. Se trata de un excandidato que en las pasadas elecciones aspiró al concejo de la capital caldense por el partido Cambio Radical con el eslogan “el periodista que habla de frente”.

En diálogo con la emisora, Escobar no mostró ningún arrepentimiento por lo dicho: “Simplemente le estamos dando el lugar que se merece la alcaldesa de Bogotá”, aseguró, justo antes de profundizar en sus opiniones con un tono frontalmente homofóbico:

“Para nadie es un secreto que ella se acaba de casar y que tiene su pareja, y asumimos que hace el papel de hombre en esa relación”: Luis Guillermo Escobar

“La gente puede pensar lo que quiera, pero son simplemente ‘tiros’, como se dice popularmente, para poner a la gente a que reaccione. Esta es una revista con 28 años en el medio”, añadió, subrayando que cree que su escrito es eminentemente sarcástico.

Según El Tiempo, el Once Caldas aseguró que no tiene nada que ver con el pasquín y dijo que tampoco controla el material que se distribuye dentro del estadio. Además, el periódico aseguró que organizaciones defensoras de derechos humanos y de la comunidad LGBTI se plantean emprender medidas legales contra la publicación y su autor por discriminación.