Los capturados fueron acusados por la Fiscalía de los delitos de homicidio en grave tentativa, hurto, porte ilegal de armas y fuga de presos, de acuerdo con Blu Radio, por lo que un juez los envió a prisión.

Los hombres habrían participado en el asesinato del uniformado Lándazuri durante la fuga que se presentó en el Centro de Retención Temporal Champagnat, de Ipiales (Nariño) en la frontera con Ecuador que además dejó a otro policía herido.

En total fueron cinco sujetos los que escaparon de esa cárcel, indicó la emisora. Los ciudadanos venezolanos fueron detenidos en Ecuador, en un operativo de la Policía de ese país, que los entregó a las autoridades colombianas.

El peruano, por su parte, según RCN Radio, fue capturado en Ipiales.

La fuga se habría presentado por un descuido de los miembros de la Fuerza Pública que fueron atacados luego de dejar entre abiertas las rejas de las celdas donde se encontraban recluidos los delincuentes, según informó Blu Radio.