De acuerdo con el relato que dio la madre de Evelyn Carrillo, Doris Fernanda Ciro, el día de los hechos, el domingo 21 de febrero en la madrugada, ella se acercó hasta el apartamento de su hija, en la localidad de Suba, y se percató de que había unas manchas de sangre a la entrada, informó Noticias Caracol.

“La llamé a su celular personal y estaba apagado, y vi más sangre en frente del domicilio”, aseguró la mujer, y dijo que de inmediato le marcó al celular del novio de su hija: Hugo Andrey Rojas Nieto, y que ahí se llevó una sorpresa.

“Llamé al teléfono de Hugo y me respondió. Yo le dije ‘¿dónde está?’, y él me dijo: ‘Perdóneme, señora Doris’. Entonces, yo le pregunté, ‘¿usted mató a mi hija?, y colgó el teléfono”, afirmó Doris Ciro.

La mujer dio aviso a la Policía ya que vecinos del sector advirtieron que Hugo Rojas había salido sobre las 5:00 de la mañana en el carro de la joven, de 29 años de edad y de profesión ingeniera.

Para ese momento, el coronel Simón Cornejo, comandante de Policía en esa localidad, dijo en CM& Noticias que el cuerpo de la mujer no presentaba heridas ni signos de violencia, y que en el sitio había unas cuchillas con las que, presuntamente, el señalado agresor intentó quitarse la vida.

La Policía hizo un seguimiento al vehículo con cámaras de seguridad y encontró que el hombre se escondía en Girardot, Cundinamarca, en donde finalmente fue capturado.

“Estaba en una situación emocional y psicológica siempre afectada, y en este momento estamos verificando otras situaciones que se presentaron allá”, puntualizó el coronel Cornejo.

Hombre que confesó asesinato de su novia, Evelyn Carrillo, quedó en libertad

En la audiencia de imputación de cargos, según el noticiero, la fiscal del caso explicó que el hombre atacó a la joven en medio de una discusión, y que “decide estrangularla, rodeando su cuello con su brazo”.

La razón, dijo, tendría que ver con que Andrey Rojas, le “quería regalar unos patines a su hija”, pero que Evelyn Carrillo se opuso debido a que atravesaban por una difícil situación económica.

Si bien el hombre aceptó cargos en la audiencia, la juez de control de garantías se abstuvo de enviarlo a la cárcel y lo dejó en libertad, mientras se programa una nueva diligencia para dictarle sentencia, decisión con la que no estuvo de acuerdo la madre de la víctima.