Los hechos en los que murió Dejan se registraron el pasado primero de abril en la madrugada en una vivienda del barrio La Floresta, en Guamal (Meta). Cinco días después, la confusión sigue reinando en este caso ya que allí también perdió la vida el exjefe paramilitar José Vicente Rivera, alias ‘Soldado’, y dos agentes de la Sijín de la Policía que llegaron para atender una pelea.

Medios como El Tiempo y El Espectador aseguran que una de las versiones que maneja la Policía es que el extranjero era uno de los hombres “más buscados” en Europa por narcotráfico, y que la Europol lo sindicaba como uno de los capos del cartel de los ‘Balcanes’.

Los dos periódicos coinciden en afirmar que, según versión de las autoridades, el extranjero estaba hospedado en la casa del exjefe paramilitar de la AUC, y que no alcanzó a salir del país debido a la orden de aislamiento obligatoria.

En cuanto a los hechos que desencadenaron las cuatro muertes, los medios dicen que hay dos versiones: una, que el serbio se habría disparado en el rostro en medio de un juego de la ‘ruleta rusa’ y, dos, que en la casa se celebraba una fiesta de cumpleaños y que, al parecer, hubo una pelea en la que alias ‘Soldado’ resultó muerto y ‘Marcos’ salió herido de gravedad.

Lo cierto, agregan, es que varios de los asistentes a la reunión dejaron al serbio tirado en una vía, y que dos policías lo recogieron y lo llevaron a un hospital en donde falleció.

Fue por eso que los agentes de la Sijín, a los que la Policía del Meta identificó como el intendente Armando Rodríguez y el patrullero John Reyes, “se devolvieron” al sitio de los hechos para buscar a los responsables, y allí los asesinaron a tiros.

“La gente del exjefe paramilitar piensa que son los escoltas que había contratado el narco europeo y abre fuego”, explicó El Tiempo, versión con la que vuelve a coincidir con lo dicho por El Espectador.

En esta parte de la historia, la Fiscalía dio a conocer el viernes, por medio de un comunicado, que “otra patrulla” llegó al lugar y encontró los cuerpos sin vida de Reyes y Rodríguez.

La Policía se encontró con la camioneta de la Sijín encendida y en su interior uno de los uniformados sin vida; su compañero, también asesinado, estaba tirado en la vía”, detalló el organismo investigador.

En el reporte se destaca que en la casa “había dos personas discutiendo. Una, al parecer, sostenía en su mano el arma de uno de los policías asesinados”.

Pero la Fiscalía señala que cuando los policías quisieron ingresar al predio, “tres mujeres y un hombre salieron de una vivienda” para impedirles el paso, y que, “al parecer, todo fue parte de una estrategia para permitir la huida de otro hombre en moto”.

Finalmente, la Fiscalía dice que los policías entraron a la vivienda y encontraron el cuerpo sin vida de alias ‘Soldado’, además de “cuatro armas de fuego”. También, que detuvieron a cinco personas, entre las que figuran la esposa de ‘Soldado’, su hijo, la novia de este, un hijastro y la empleada doméstica.

Estas personas fueron acusadas por delitos de favorecimiento de homicidio agravado y fabricación, tráfico y/o porte ilegal de armas de fuego, pero ninguna se acogió a los cargos. Por eso, el organismo investigador dio a conocer que un juez cobijó con detención domiciliaria a tres mujeres y a un hombre.

Pero la historia que rodea estas cuatro muertes no para allí, pues serán ahora las autoridades las que resuelvan qué hacía un narco europeo en esa zona del país, por qué se encontraba en la casa de un temido exjefe paramilitar y quién era el hombre que huyó en la motocicleta.