La historia la reveló la misma revista para la que trabaja Duzán -que este sábado le tiró al presidente Iván Duque por ser un “títere” de Uribe-, en su sección de Confidenciales.

Allí, explicaron que el cambio se dio porque el papá de la periodista, “el único liberal en una familia muy conservadora de Santander en la época de la Violencia” huyó de su casa luego de pelear con su padre.

Años después de su llegada a Bogotá, Jesús María Galvis fue contratado por el diario El Espectador y, para mantenerse fuera del radar de su familia, decidió firmar con el seudónimo de Lucio Duzán.

Aunque nunca vio la necesidad de legalizar el cambio de apellido, Jesús María terminó haciéndolo luego de que a sus hijas les preguntaran en el colegio si eran hijas naturales del matrimonio de sus padres, cuando María Jimena apenas tenía 9 años. 

“Ante el desconcierto de las niñas y la indignación del padre, al día siguiente los integrantes de la familia fueron a la notaría y oficializaron el cambio de apellido”, se lee en Semana.