La construcción del tren que conectaría a Bogotá y Zipaquirá se llevaría a cabo sobre el corredor férreo existente y busca ser una alternativa sostenible de movilidad para los ciudadanos, señaló la Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter), que será la encargada de hacer la supervisión y asistencia técnica en el proyecto, a través de Twitter.

Además de pasajeros, la ruta contemplaría un tren de carga, indicó la Empresa Férrea Regional (EFR) en su cuenta de Twitter y añadió que está planeado que esta alternativa de transporte inicie operaciones en la calle 26 y recorra la línea férrea de La Caro hasta llegar a Zipaquirá.

Con esta iniciativa se tiene la intención de aprovechar y rehabilitar las redes ferroviarias existentes junto con “las que se van a planear”, afirmó la Gobernación de Cundinamarca en un comunicado, agregando que el tren también pasaría por los municipios de Cajicá y Chía.

La misma entidad expuso en el mismo medio que aportará 6.584 millones de pesos y el Fondo de Prosperidad del Reino Unido entregará 10.174 millones de pesos, lo que equivale a un total de 16.758 millones de pesos invertidos en los estudios.

El denominado ‘Tren del norte’ pasará por esta primera etapa de análisis en donde evaluará los beneficios financieros y sociales que puede traer el proyecto, junto con la viabilidad de la inversión, dijo El Espectador.

Este proyecto se estaría sumando al tren de cercanías que busca conectar a Bogotá con varios municipios del occidente de Cundinamarca.