Sepúlveda, quien fue liberado por orden de un juez después de pasar cinco años en prisión, dio a entender en entrevista con Semana que en algún momento incluso no le habrían garantizado el derecho a un abogado.

“Imagínese, usted sin abogado, hacen con usted lo que quieran… Claro, nadie en sus cinco sentidos acepta un concierto para delinquir de una sola persona”, señaló.

A renglón seguido, denunció que “esas presiones vinieron de la Fiscalía de turno, de quienes estaban al mando”.

El Fiscal general en el momento del escándalo, que golpeó la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga, era Eduardo Montealegre.

De acuerdo con Semana, Sepúlveda evitó hablar de su proceso e incluso de política: “Ya de política no hablo, porque ya pase la página; ahora estoy acá, estoy libre y muy feliz, que de esos tema hablen otros, yo pase la página”, afirmó.

Por lo pronto, el supuesto ‘hacker’ dijo a ese medio que tiene varias propuestas para trabajar en empresas de tecnología e incluso para llevar su historia a un seriado de televisión.