En Noticias RCN, padre e hija explicaron que la situación se originó en la desobediencia de la joven de 19 años, quien participó en la protesta convocada el pasado jueves en la capital de Quindío en rechazo a la muerte de Javier Ordóñez en Bogotá.

“Yo estuve un rato y luego me fui, porque yo tengo que ir a trabajar”, contó Karime en el noticiero sobre su participación en las manifestaciones.  “No le hice caso a mi papá, bajamos y nos encontramos con lo que pasó”, añadió.

Sus palabras fueron ratificadas por Norbeli, quien en ese medio mencionó que él le había dado la orden a su hija de “no pasar por allá”, es decir, por el CAI del Parque de la Vida, de Armenia, donde la sorprendió luego de recibir una llamada en la que le informaron de lo que estaba sucediendo.

“Cuando el dialogo no hace efecto, ya toca entrar a castigar, a reprender”, manifestó Norbeli Restrepo en el informativo, donde además dio su punto de vista ante la posibilidad de que las leyes intervengan en situaciones de maltrato como la evidenciada en el video que se hizo viral en redes sociales.

“Si a la ley [en un eventual proceso de conciliación], al gobierno y a las personas le parece mal que reprendan a un muchacho, ¿en ese momento ya qué queda? Entonces que la ley lo acoja, le pague, le dé todo, porque si a un joven no se le puede reprender ¿en qué estamos?”, dijo en la entrevista con el noticiero.

Karime Restrepo, por su parte, dijo en el medio de comunicación que comprendía la reacción de su papá en ese “momento explosivo”, pues “él está en su derecho porque es mi papá”, pero también expresó que “hubiera sido mejor primero haber escuchado lo de la situación”.

Cabe recordar que el video de la escena a la que se refieren Karime y Norbeli se popularizó en redes sociales luego de que, el pasado viernes, el diario regional Quindío Noticias lo publicara en su cuenta de Twitter.