Sucedió en una audiencia en el Consejo de Estado, donde se analizó una demanda interpuesta contra Gustavo Petro por llamar a la desobediencia civil a mediados del año pasado.

En ese momento, el demandante, aseguró que el líder de la Colombia Humana debía dejar su curul en el Congreso por decir que no reconocía la legitimidad del Gobierno de Iván Duque y por “crear situaciones desbordan el orden jurídico”

No obstante, durante la audiencia, la Procuraduría abogó por el senador y dijo que sus manifestaciones “podrían ser materia de estudio en un escenario distinto al judicial”, pero que no había razones para declarar su muerte política, indicó Blu Radio.

“Para el Ministerio Público no están dados los criterios fácticos, jurídicos ni probatorios alegados por los demandantes en sus escritos de demanda para que se proceda con la demanda de pérdida de investidura contra el senador Gustavo Petro”, dijo la delegada de la entidad, Idayris Carrillo, citada por la emisora.

El parlamentario, por su parte, se defendió argumentando que  la desobediencia no era “una acción no violenta en términos de desobediencia a una norma específica”, y que además era un derecho.

“Así que la desobediencia civil no solamente es un derecho, sino que es un acto no violento y lo reconoce la Corte Constitucional y, además, tiene un objetivo que es la democracia participativa”, se defendió.

Ahora el Consejo de Estado debe analizar las declaraciones de las partes y tomar una decisión.