Orlando Benítez, gobernador de Córdoba, no solo escribió en la cuenta de Twitter de la gobernación, sino que dio declaraciones en medios, para referirse a lo dicho por Claudia López a propósito del inicio de la vacunación en Colombia, que, además, produjo otro desencuentro entre la alcaldesa y el Gobierno Nacional.

López le reclamó al Gobierno porque las dosis de vacunas contra el coronavirus, estando en Bogotá, iban a llegar primero a Montería y Sincelejo antes que para el centro logístico que está dispuesto en la capital y a siete hospitales de la ciudad que están listos.

Después, en la misma red social, la mandataria capitalina afirmó que respetaba las “preferencias políticas” de Presidencia, pero aseguró que “eso no debería retrasar la distribución de vacunas a otras ciudades y mucho menos a la ciudad donde aterrizaron [Bogotá] y esta [sic] todo listo para empezar”.

En primera instancia, el gobernador Benítez le respondió en esa misma red social a López, y le dijo que “el gran error” es creer que “en todo momento deben tomarse decisiones pensando en capital político”.

Pero también le dirigió unas palabras en unas declaraciones difundidas por Caracol Radio: “Que llegue hoy el primer lote de vacunas a nuestro territorio lo vemos como una muestra de confianza institucional, con una población que históricamente ha estado abandonada”.

“Eso no debe generar molestias”, agregó el gobernador del departamento donde se empezará este miércoles con las primeras 1.332 dosis de las vacunas, que serán aplicadas al personal de la salud, hasta el domingo, en tres hospitales de la E.S.E. Vida Sinú.

“Aquí no hay ciudadanos de primera o de segunda”, agregó Benítez, en defensa de que las regiones sean las primeras en el plan de vacunación que ha trazado el Gobierno Nacional.

En otras declaraciones de Benítez publicadas por El Meridiano, el gobernador de Córdoba dijo: “Claudia López habla de ‘preferencias políticas’ porque recibimos las primeras vacunas en Córdoba. Usar ese discurso en un contexto de recursos escasos, de tanta desigualdad, de crisis humanitaria y sanitaria, de violencia como es el caso de Córdoba, es muy ofensivo y agitador“.

Para ponerle rostro humano a la discusión, y para reforzar su argumento de que “no hay ciudadanos de primera y de segunda”, Benítez difundió la imagen de la doctora Clara Inés Patiño, médico intensivista que será la primera persona del personal de la salud que recibirá la vacuna en Córdoba.