Y es que García apenas mide 1,63 metros, por lo que utiliza el petaco de cerveza como un andamio para superar el atril, desde donde suele dar los discursos cuando visita los municipios de Cundinamarca, aseguró CM&.

La estrategia del gobernador quedó al descubierto en un evento político en Villeta, indicó el noticiero, cuando se preparaba para hacer su intervención. Mientras le alistaban el micrófono, García pidió que le llevaran la canasta.

“No crean que yo no necesito también la ayuda de la silla. Préstame ahí mi petaco”, dijo al público García, que provocó risas en la audiencia, como se aprecia en el informe del medio. Posteriormente, el gobernador se subió en la canasta y agregó: “¿Mejor así, cierto?”.

Luego de los aplausos, el mandatario hizo su intervención.

De acuerdo con el noticiero, el petaco es el “mejor amigo” de García pues con él ha visitado más de 13 municipios. Por los planos de las cámaras de televisión su baja estatura pasa desapercibida, pero lo importante es que para gobernar no necesita ser alto, sino estar a la altura de las necesidades de la gente.