La gerente vivió en carne propia todas las dificultades que sufren los usuarios cuando tratan de subirse a los buses del sistema, así se vio en un reporte hecho por Noticias RCN.

Mientras esperaba uno de los buses, Araújo le reconoció a la periodista Maritza Aristizábal que hay muchos aspectos para mejorar, pero recordó que el Distrito ha comprado 1.441 buses para aumentar la frecuencia de las rutas y así descongestionar las estaciones.

La periodista decidió poner a prueba el sistema de transporte e invitó a Araújo a subirse a uno de los buses. Inicialmente, acordaron subirse al servicio M-51, que, supuestamente, demoraría cinco minutos en llegar; sin embargo, llegó otra ruta, que no esperaban, a la que decidieron subirse

El bus estaba completamente lleno, tanto que Araújo pidió esperar al próximo servicio. No obstante, Aristizábal insistió y, a empujones y con discusiones de fondo, gerente, periodista y camarógrafo lograron entrar.

En el recorrido, de apenas una estación, la funcionaria viajó apretada y recostada contra la puerta.

Al bajarse del congestionado bus, Araújo dijo que muchos de los problemas del sistema de transporte son de comportamiento y cultura ciudadana. “El nivel de tolerancia de las personas es muy bajito y por eso es importante que las frecuencias sean fluidas”, concluyó.