La entidad dijo, citada por CM&, que, en un solo día, en Bogotá cayó la misma cantidad de agua que suele caer en un mes, por lo que los ciudadanos deben estar “preparados” para tres días más de luvias.

Además los bogotanos deben ser prudentes a la hora de conducir este miércoles, pues —además del piso mojado— en varios sectores como tramos de la avenida Circunvalar, calle 80 con carrera 69 y carrera Séptima con 94 hay semáforos sin funcionar por los cortes eléctricos que se tuvieron que hacer para atender las emergencias, según las autoridades.

Y es que por el fuerte aguacero varios sectores de la capital sufrieron inundaciones, caída de árboles y vehículos atrapados. La localidad con más afectaciones, de acuerdo con Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), mencionado por el noticiero, fue Usaquén.

Precisamente en esa localidad, un motociclista se aferró a su vehículo para que el agua no se la llevara, pero no pudo contra la corriente que terminó arrastrado por varios metros hasta que dos policías y un civil lo ayudan.

Asimismo, se reportó la caía de un techo de un local comercial, en la carrera 24 con calle 41, lo que dejó dos heridos; mientras que en Chapinero un árbol cayó en la entrada de un edificio, según Caracol Radio, que tuvo que ser cortado por las autoridades para poderlo retirar.

Una de las emergencias más grandes se presentó en la vía La Calera, donde los organismos de socorro tuvieron que mover sus unidades para retirar un árbol que provocó un gran trancón.

Pero el sur de Bogotá también tuvo afectaciones por cuenta de un transformador de energía que cayó al agua, y  causo cortos circuitos.

Ideam reportó que este es el inicio de la temporada de lluvias, por lo que se prevé más durante los siguientes días, aunque se espera que con menos magnitud.