La información que entrega el medio capitalino, este jueves, es que si bien Francisco Santos continuó en su cargo de embajador de Colombia en Estados Unidos luego de las conversaciones que se filtraron, en donde criticaba al Gobierno, “hay información de que en las próximas horas o días se anunciará su retiro de ese cargo diplomático”.

Semana dice que precisamente por esta conversación, que Santos sostuvo con la hoy canciller Claudia Blum de Barberi, es que se precipitaría su salida, ya que cuando el embajador se reunió con el presidente Iván Duque el jefe de Estado se la perdonó, pues no le exigió la renuncia.

“Desde ese momento, las horas de Santos en su cargo estaban contadas”, dice la revista, y apunta a que frente al anuncio de visita de Pompeo hay, en este momento, “diversas maniobras diplomáticas para manejar su salida”.

Esto, agrega, porque como Santos dijo en la conversación que le filtraron que “el departamento de Estado está destruido”, y que hoy parece más una ONG, entonces el encuentro del embajador con Pompeo se volvió una ‘papa caliente’.

Pero Semana lanza otro dato que puede dar luces sobre el reemplazo de Santos, en caso de ser retirado de su cargo, y es que esta información “coincide con una reunión que tendrá lugar en la Casa de Nariño entre el presidente Duque y el expresidente César Gaviria”.

Allí, pronostica la revista, se podría confirmar el rumor que gira en torno a Simón Gaviria, y es que “estaría dispuesto a entrar al Gobierno en dos cargos: Ministro de Hacienda y embajador en Washington”.