El brutal crimen ocurrió en Piedecuesta, Santander, específicamente en una vereda de Altos de Guatiguará, informó Vanguardia.

Yesica se encontraba descansando en su cama cuando fue sorprendida por Lozada Rodríguez, un vigilante, que llegó con su uniforme y su arma de dotación para asesinarla en su cuarto, apuntó el medio regional.

De acuerdo con el diario santandereano, el sujeto aprovechó la confianza que se había ganado de la familia de su exnovia para entrar en su habitación sin causar sospechas.

La hija de Yesica Gómez, de dos años de edad, vio el feminicidio

Cuando el asesino entró a la habitación no tuvo ningún reparo en atacar a su expareja, ni siquiera le importó que la hija de Yesica estuviera ahí.

Después de que los familiares escucharon los disparos, fueron corriendo hacía la habitación de la víctima. Cuando llegaron, encontraron los dos cuerpos y a la bebé llorando desconsoladamente, apunta Vanguardia.

¿Por qué mataron a Yesica Gómez?

Versiones citadas por el periódico señalan que el vigilante y su víctima comenzaron una relación sentimental hace unos tres meses.

El hermano de Yesica Gómez, identificado por el medio como Jhon Jairo, dijo que ella había terminado con la relación hace 10 días “porque había decidido volver con el papá de la niña”.

Aparentemente, tal determinación enfureció a Lozada Rodríguez, quien se desquitó días después, como si esa fuera una razón para cometer semejante crimen.