Ocurrió en Barranquilla, en 2014, cuando Santos adelantaba en esa ciudad su campaña reeleccionista. Hasta ese momento, no se sabía que tuviera cáncer de próstata, lo que ocasionó ese incidente de incontinencia y abrió un debate (que sus detractores también usaron como arma) sobre si estaba en condiciones físicas óptimas para volver a gobernar a Colombia.

Los detalles de lo que vivieron María Clemencia, su esposa, y sus hijos Martín, Esteban y María Antonia, se los contaron a ‘El poder es de humanos’, una serie de microdocumentales que rescatan las vidas de personas que han detentado el poder. La serie, producida por la productora 242, será lanzada el próximo 4 de noviembre a las 7:30 de la noche.

Los relatos se conocen cinco años y medio después de que el entonces presidente y sus allegados pasaran y sufrieran ese momento como uno de los más dolorosos.

“Estábamos en un estadio de béisbol en Barranquilla”, recordó Martín, y después añadió: “De la nada, empezamos a ver a una funcionaria que trabajaba con mi mamá hacernos como caras”.

“Mi papá estaba dando un discurso”, añadió María Antonia. “Ahí mi papá estaba terminando su intervención”, recordó.

Martín también evocó el momento en que se les acercó una persona de seguridad a hablarles al oído. “A contarnos que mi papá se había hecho pipí en los pantalones y que los tenía manchados”, dijo. “Muy tristes todos, y veíamos que en redes sociales que eso estaba por todas partes…”.

“Pero pasar de eso a que lo hayan empezado a difundir por las redes y que haya sido un video…”, lamentó María Antonia. “Y cómo lo destrozan así y le dan a su dignidad tan duro”.

El mismo expresidente intervino en ese espacio y dijo: “Fue, en cierta forma, una crueldad. Una crueldad de la gente que aprovechó una situación física, un cáncer de próstata, falta de control. Entonces se burlaban y me decían: ‘Este señor no puede ser presidente’”.

“A mí, en lo personal, me dolió más el hecho tal como ocurrió ese día”, añadió Martín, mientras que María Antonia sostuvo: “Una cosa es la vulnerabilidad de cuando lo derrotan en el plebiscito, que al final es un tema de gobierno…”.

Esteban, un poco más parco, se limitó a decir: “Que le critiquen todo el tema político… eso es parte del juego”.

Al final, la esposa del expresidente recogió en pocas palabras el sentir de la familia por el episodio y el significado que tiene para ellos: “Increíble que la gente llegue hasta esto. Sobrepasó la línea del respeto. Y es la condición humana”.