Algunas alcaldías no han renovado los convenios por lo que no hay recursos para atender las conflagraciones que ocasionan las altas temperaturas y que azotan a unos 10 municipios del departamento, de acuerdo con Colmundo Radio, que menciona al comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos, capitán Álvaro Farfán.

Estas quemas han afectado unas 73 hectáreas vegetales, según el último reporte de Bomberos Cundinamarca, y las llamas persisten en Guayabetal, Quetame y Cáqueza.

Lo que llama la atención de esta situación es que los mismos bomberos tienen que poner dinero de sus bolsillos para tanquear los vehículos de emergencia, señaló la emisora.

Caracol Radio también conoció la denuncia de uno de los hombres que colabora en Cáqueza —municipio severamente afectado por los incendios forestales— y no hubo respuestas positivas.

“Pedimos apoyo a la alcaldía municipal, pero nos dijeron que por no haber convenio no hay ni para un vaso de leche para nosotros”; además, fue amenazado con un traslado si “seguía jodiendo con el tema”, añadió esta última emisora.

Lo que más sorprende al comandante de Bomberos es que los dirigentes prefieren “proveer recursos a las ferias y fiestas”, que disponer dineros para atender las conflagraciones.