Uno de los testimonios es de Luz María Múnera, exconcejal de Medellín que, en un audio publicado por La W, dice que trabajó en el montaje de la Gerencia de Paz, y cuando se terminó el proyecto “hubo grandes silencios”. Poco después se presentó la controversia de que el Esmad había ingresado en la Universidad de Antioquia para disipar una protesta de estudiantes, con lo que ella no estuvo de acuerdo.

“Yo triné en contra de lo que estaba pasando con los estudiantes, y 3 días después de ese trino, la gestora social, la doctora Diana [Osorio], me llama y me dice que es imposible  mantener mi puesto. Que cuando uno está en una alcaldía uno debe apoyar en todo al mandatario de turno”, dijo Múnera.

Además la exconcejal denuncia en el medio que tampoco recibió pago por los “más de dos meses” que trabajó.

El segundo caso es de Viviana Tobón, según la emisora, que cree que le pidieron la renuncia de la Secretaría de Movilidad de Medellín, pocos días de su nombramiento, por darle ‘me gusta’ a unos trinos que criticaban la gestión del alcalde Quintero.

“Antes de completar una semana en mi cargo fui informada que, por decisión de la alta esfera de la alcaldía, yo no debía estar en el cargo y debía presentar mi renuncia”, aseguró Tobón.

Además, La W dice que la Secretaría de Movilidad tuvo varios funcionarios “trabajando gratis” por meses, después les anunciaron que no iban a estar vinculados en la alcaldía y les pidieron salirse de los grupos de WhatsApp.

Por ahora no hay una respuesta de la Alcaldía sobre estas denuncias.