De acuerdo con el diario El Colombiano, los bienes afectados en total fueron 8 inmuebles, 3 establecimientos comerciales y dos vehículos, que estarían valuados los 60.000 millones de pesos

“Sobresalen una lujosa finca en Santa Fé de Antioquia y dos moteles en Medellín, en uno de ellos fue encontrada una adolescente de 17 años de edad, quien fue trasladada por las unidades de infancia de adolescencia para el restablecimiento de sus derechos”, señaló en un comunicado Catalina Noguera, directora especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía.

Noguera explicó que varias investigaciones dieron cuenta que estos lugares eran aprovechados para la explotación sexual de menores de edad, donde ciudadanos colombianos y extranjeros convocaban a jóvenes por medio de redes sociales para participar en fiestas sexuales. “A los extranjeros les gusta mucho las vírgenes para este tipo de actividades”, añadió la directora.

La investigación se inició, en su momento, gracias a la denuncia, en 2018, del rector de un colegio ubicado en Itagüí, quien dijo que existe una red de proxenetas que contactó a varias jóvenes de esa institución y a las cuales les ofrecieron dinero para prostituirse, señala el mismo diario.

Las pesquisas también revelaron la existencia de un grupo de WhatsApp utilizado por los proxenetas para mantenerse en contacto con las menores de edad y darles las indicaciones a qué lugares deberían llegar, detalla el medio de Medellín.

“Varios testimonios recaudados en las indagaciones indicaron que muchas de las víctimas habrían recibido cédulas falsas para poder ingresar a establecimientos comerciales nocturnos (moteles) en Medellín”, agregó Catalina Noguera, citada por El Colombiano.