Juan Carlos Echeverry fue ministro de Hacienda entre 2010 y 2012 y fue presidente de Ecopetrol entre 2015 y 2017, funciones desempeñadas bajo el mandato de Juan Manuel Santos y que presenta como principales credenciales para su aspiración.

“Es una decisión tan profunda, que hay que pensar con mucho aplomo” señaló sobre su eventual candidatura en declaraciones al diario Vanguardia de Bucaramanga.

Y aunque todavía su nombre no está inscrito, lanzó sus primeras propuestas, en las que se postula como el hombre que le podría dar una mano a la recuperación del país en distintos sectores.

Tenemos crisis sanitaria, social, económica y si no nos cuidamos, podemos tener crisis política. Se necesita a alguien que sepa manejar crisis, que sepa de economía y que tenga claridad sobre lo que hay que hacer”, apuntó.

En ese sentido, explicó el plan que tiene para la reactivación económica: El camino es ponerle plata en el bolsillo a la gente, darle empleo y que sus hijos se eduquen”.

Mientras que sobre el orden público y la violencia que sacude al territorio nacional señaló de manera contundente: Hay que hacer la paz, pero ganar la guerra”.

Por otra parte, señaló en Caracol Radio que políticamente es alguien “de sangre roja con tinte azul” y que su objetivo será “resolverlos problemas de hoy y mañana, no los de presidentes anteriores”.

Finalmente, se refirió al ‘fracking’ como algo que podría ser positivo para el país: “Hay demasiada riqueza con los hidrocarburos en el subsuelo para ayudar a los pobres en Colombia”.

El nombre de Echeverry se une a los de Marta Lucía Ramírez, Juan Carlos Pinzón y Mauricio Cárdenas como fichas del conservatismo para competir por la presidencia.