Esa información la dio a conocer este jueves el abogado Abelardo de la Espriella, que a través de un comunicado dijo que se presentó ante la Fiscalía la “solicitud de preclusión por atipicidad de la conducta”, en el caso que involucra a su cliente: el médico Giovanni Bojanini.

La “preclusión fue aprobada por el juez del caso, decisión que quedó ejecutoriada”, explicó De la Espriella, y añadió que los apoderados de las víctimas “no presentaron recursos” en contra de esta medida.

El abogado también detalló que la decisión cobija a todas las personas que estaban vinculadas al proceso, ya que se logró demostrar “que el accidente se produjo por una falla mecánica”.

El hecho de que este proceso penal se cierre “por atipicidad” indica que una conducta determinada no representa un delito, según la ley, explicación que puede ampliar en este texto del diccionario jurídico de la RAE.

Esto, porque desde que asumió el caso, el abogado De la Espriella dijo que de acuerdo a testimonios y pruebas de videos de cámaras de seguridad todo apuntaba a que el lujoso McLaren que conducía su cliente fue impactado por otro vehículo, y que por eso perdió el control y se salió de la vía.

De hecho, el médico Bojanini afirmó en entrevista con W Radio, el 13 de febrero de 2018, que el accidente se produjo porque “golpean” su carro, y porque “había lluvia y neblina” en la carretera.

El profesional negó que estuviera participando en algún tipo de ‘pique’ ilegal o que se desplazara con exceso de velocidad, pues en la emisora lo cuestionaron por haber “recorrido 40 kilómetros en 14 minutos”.

Lo cierto es que en este accidente resultaron heridas ocho personas, y junto al McLaren también se vieron involucrados un Mercedes y un Porsche. Además, una camioneta Toyota y un bus de servicio intermunicipal, ya que el carro del médico terminó en el carril contrario.