“El uniformado, quien sería el presunto responsable, fue puesto a disposición de la autoridad competente para adelantar las investigaciones de rigor que permitan el esclarecimiento de estos dolorosos hechos”, informó el Ejército Nacional, en palabras recopiladas por RCN Radio. 

La institución manifestó que el soldado señalado de participar en los hechos será llevado ante las autoridades judiciales correspondientes para “dar celeridad a la investigación”, agregó esa frecuencia radial.

De igual forma, el Ejército Nacional, que no dio el nombre del soldado, solamente detalló que este hace parte del Batallón de Infantería Número 27 Magdalena, que hace parte de la Novena Brigada del Ejército. La base militar de esta brigada se encuentra en Pitalito, Huila, a unos 30 kilómetros del lugar en el que se dieron los trágicos hechos. 

Según detalló el diario La Nación de Huila, el suceso ocurrió durante la noche de este domingo, en un puesto de control del Ejército ubicado en la vereda Palmar de Obando del municipio de San Agustín, sur del Huila. 

Los dos menores de edad (de 14 y 16 años) se movilizaban en una motocicleta en una vía de esa zona. En hechos que están por confirmarse, los dos habrían recibido varios disparos luego de que, aparentemente, hubieran tratado de evadir el retén militar, indicó ese rotativo. 

Una de las primeras personas en alertar sobre lo ocurrido en esa zona del Huila fue Martha Peralta Epieyú, presidenta Nacional del Movimiento Mais, quien en su cuenta de Twitter aseguró que las víctimas eran jóvenes.

Esta es la ubicación de San Agustín, Huila:

“Estos dos jóvenes menores de edad fueron presuntamente baleados por uniformados del Ejército, en un puesto de control ubicado en San Agustín, Huila. Me informan que ambos jóvenes acaban de fallecer”, apuntó la mujer en esa red social. 

Los hechos se dan casi dos meses después del caso en el que un soldado disparó contra Juliana Giraldo, una mujer que iba acompañada por su esposo movilizándose en un carro por una vía de Miranda, Cauca. 

En ese caso, la Fiscalía General de la Nación dijo que después de examinar las pruebas, iba a imputar al soldado implicado en los hechos por el delito de homicidio. 

“Estamos evaluando la orden de servicio del Ejército para imputar el delito de homicidio. Evaluamos qué clase de homicidio se le imputará”, manifestó el ente acusador, en palabras recopiladas por El Tiempo, el pasado 6 de octubre.