Según Coronell, hasta el año pasado Isabella Pulgar Mota, hija del congresista, trabajó con Margarita Cabello, que desde enero próximo asumirá su cargo como nueva procuradora General de la Nación.

La señorita Pulgar Mota, como la llama el columnista, fue auxiliar judicial de Cabello cuando era magistrada de la Corte Suprema de Justicia y habrían trabajado juntas durante más de un año.

La relación entre ambas inició en agosto de 2018, cuando Isabella fue nombrada por Cabello como judicante en la misma sala de la Corte Suprema de Justicia que investigaba a su madre, la exsenadora Karime Mota, por delito de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito.

“En abril de este año, ya cuando Isabella había terminado su práctica en el alto tribunal, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema decidió archivar el caso contra su mamá”, asegura Daniel Coronell, en su columna de este domingo en Los Danieles.

Un elemento más que pone sobre la mesa el columnista tiene que ver con la decisión que tomó el entonces procurador Ordóñez, que revocó una inhabilidad que tenía Eduardo Pulgar en su contra por presuntos actos de corrupción cuando hacía parte del Concejo en Barranquilla.

“La decisión del procurador Ordóñez se produjo luego de que Karime Mota, entonces esposa de Pulgar, votara a favor de su reelección”, agrega Coronell.

Para el periodista es evidente que Eduardo Pulgar tiene todas las de ganar en el proceso por el que se encuentra detenido actualmente por, presuntamente, intentar sobornar a un juez.

“Pulgar gana con cara y gana con sello. Si es la Procuraduría, lo decidirá su amiga Margarita Cabello. Si es la Comisión de Ética, lo resolverán sus colegas que jamás han sancionado a un senador”, sentenció Daniel Coronell.

Caso Eduardo Pulgar

La semana que comienza el Consejo de Estado debe tomar una decisión sobre si el proceso de Pulgar será resuelto por la Procuraduría o por la Comisión de Ética del Senado. Entre las novedades que existen de este caso se destaca que la defensa del senador, a cargo de Jaime Granados, apelará la “delicada” salud en la que se encuentra y por la que no debería ir a la cárcel.

Granados señaló en un comunicado reciente que busca que Eduardo Pulgar cumpla la medida de aseguramiento que le impusieron en un lugar donde no exponga su salud.

“Solicitaremos que se valore el delicado estado de salud de mi representado que lo hace propenso a múltiples y graves enfermedades y se le permita someterse a la medida de aseguramiento en un lugar que no ponga en peligro su vida”, se lee en documento.