En sus respuestas a la revista Semana, el presidente Iván Duque insiste en distanciarse de las posturas extremas que, según él, “le hacen un daño terrible a la democracia”.

Para explicar su reciente conceptualización de ‘extremo centro’, en la que él se ubica, pero que para muchos es ilógica o al menos entraña un contrasentido, Duque recordó que cuando era candidato le decían que era de extrema derecha y que los de la extrema derecha le decían que era de extrema izquierda.

“Desde ahí contesto que soy de extremo centro”, explicó, y agregó que cree en ubicar los temas que le importan al país “bajo una visión que no esté sujeta a la polarización o al manoseo ideologizado”.

Después, Duque negó que por eso sea un uribista vergonzante, como lo consideran algunos de los miembros más radicales del uribismo, y subrayó: “Eso no es cierto. Hay unos sectores de extrema derecha que nunca me perdonaron que les haya ganado”.

La frase, a la que le falta contexto, si se quiere, pues no establece en qué circunstancias (si dentro de su partido o en las elecciones presidenciales) fue que les ganó a los sectores de “extrema derecha”, la toma la revista para titular su artículo.

Y la retoma la senadora uribista María Fernanda Cabal con una pregunta y la imagen de la portada de la revista. Es claro que Cabal le pasa una factura a Duque recordándole que esa “extrema derecha” tuvo incidencia superlativa en su elección.


“Yo no soy un uribista vergonzante”, continúa el mandatario en sus respuestas a la revista. “Cuando me preguntan por mi relación con Álvaro Uribe, respondo que es una relación de amistad fraterna, de aprecio, de respeto”.

En ese sentido, Duque insiste en lo que ha dicho desde hace rato: “Nosotros tenemos una relación fraterna. Muchas personas creen que él está todos los días incisivamente llamando, pero él es una persona muy respetuosa. Hace días no lo veo”. De tiempo atrás, Duque ha sido muy cuidadoso cuando habla de Uribe.

Así como él mismo se desmarca de la extrema derecha, asegura que Uribe tampoco lo es, pues sostiene que en su gobierno Uribe “hizo la mayor expansión del gasto social que se había hecho en nuestro país”.

“O sea, ¿para usted Uribe no es extrema derecha?”, le pregunta Semana, y Duque responde: “No, para mí no”.