Al parecer, la víctima forcejeó con los bandidos cuando estos intentaron robarle el celular, por lo que ellos le dispararon; todo ocurrió en la madrugada del pasado 28 de diciembre, informó Noticias Caracol.

La víctima, cuyo pronóstico “es reservado”, permanece en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Kennedy, ya que la bala le perforó 4 órganos vitales, indicó el noticiero.

Los médicos “le quitaron un riñón y le tuvieron que hacer cirugía en el otro; el bazo también tuvieron que quitárselo porque no le quedó sirviendo para nada y, además, [la bala] alcanzó a afectar el hígado”, le contó al informativo Alberto González, padre de Erwin.

El hombre añadió que a su hijo le arrebataron el celular, pero no le quitaron la moto. “Se la dejaron ahí porque seguro se asustaron”, comentó el padre al mismo medio.

Johanna Puentes, expareja de la víctima, aseguró a Noticias Caracol que todos están “devastados” por la noticia:

“La verdad a mí me afecta muchísimo porque tenemos una hija de 4 años y medio y está totalmente destrozada mi bebé”.

Las autoridades ya están investigando lo sucedido para dar con el paradero de los responsables; para esto, analizan las cámaras de seguridad del sector, concluyó el noticiero.