El hecho tiene en vilo no solo a la familia de don Candelario Gutiérrez, sino también a sus vecinos del barrio Los Robles, en el municipio Ponedera (Atlántico), que por estos días lo velan y asisten a sus exequias.

Según Noticias Caracol, el hombre fue llevado al hospital porque, como se muestra en la foto, tenía afectaciones de salud y estaba con oxígeno. Al parecer, se agravó y fue dado por muerto este martes (5 de noviembre), a las 8:30 de la mañana.

Sin embargo, explica ese noticiero, cuando la funeraria lo llevó a su casa estaba vivo, abrió los ojos e, incluso, movió sus manos. Sus familiares denuncian que hubo un error en la clínica que lo dio por muerto.

“Le dije: ‘doctora, mi papá por qué está caliente si usted me dice que ya falleció’”, cuenta una de las hijas de don Candelario.  Según dice, la respuesta de la médica fue: “No, mija, ya él falleció, tenga resignación”, cita Noticias Caracol.

El Heraldo, por su parte, señala que don Candelario, de 80 años, finalmente murió este martes, a las 6:30 p.m. esperando a que los médicos le suministraran el oxígeno.

“Nos dijeron que la causa de su muerte había sido natural, nos entregaron el acta de defunción y su cuerpo dentro de una bolsa negra y nos fuimos”, contó su hija a ese medio impreso.

El hospital aseguró que se pronunciará ante las denuncias de la familia, pero a través de un comunicado.