A pesar de que Colombia está atravesando el segundo pico de la pandemia de coronavirus y lamentando sus fatales consecuencias, se siguen conociendo en los últimos días más casos de personas irresponsables que no acatan las medidas preventivas decretadas por los mandatarios locales pensando en bajar la velocidad de propagación de la enfermedad.

Este fin de semana fueron descubiertas 40 personas en prostíbulo de Palmira (Valle del Cauca) violando el toque de queda nocturno que rige desde hace algunos días en ese municipio del suroccidente del territorio nacional. Agentes de la Policía hicieron presencia en el lugar, detuvieron las actividades allí y multaron a todos los presentes.

A los involucrados poco les importó que Palmira ya no tiene unidades de cuidados intensivos para pacientes con COVID-19, ni que su sistema hospitalario ya no da abasto.

Sin embargo, el prostíbulo no fue el único lugar de ese municipio que desatendió el toque de queda nocturno. Durante la madrugada del sábado fueron intervenidos otros seis lugares en los que se estaban llevando a cabo reuniones o fiestas clandestinas, detalló la Alcaldía de Palmira en su cuenta de Twitter.

“Hacemos un llamado a la comunidad: ¡la salud es responsabilidad de todos!”, expresaron las autoridades locales.

El Valle del Cauca es la tercera región del país que más casos nuevos de coronavirus está presentando en los últimos días. Por ejemplo, este sábado se conocieron 1.334, por lo que el departamento superó los 162.000 infectados a lo largo de la pandemia.