En entrevista con El Tiempo, el hombre contó que su hijo —llamado Samuel Francisco— comenzó a tener fiebre, así que lo trasladó a la Clínica Tolima, donde los médicos le dijeron “que podía ser dengue o una infección que se atacaba con acetaminofén”.

Frank agregó que al pequeño lo enviaron a casa, pero, como la fiebre persistía, el hombre le mandó a hacer un cuadro hemático; este fue revisado por un médico particular que confirmó infección urinaria.

De acuerdo con el diario capitalino, Samuel mejoró un poco gracias a los medicamentos que ese doctor le recetó; sin embargo, en la madrugada del 29 de junio, el niño convulsionó después de manifestar dolor en la pierna derecha.

El papá del menor lo llevó de nuevo a la Clínica Tolima, donde los médicos intentaron reanimarlo; desafortunadamente, Samuel no respondió y murió, aseguró Frank a W Radio.

De acuerdo con su relato a la emisora, el médico que atendió a su hijo le manifestó que el deceso se había dado “posiblemente” por dengue o por coronavirus, algo que a Frank le pareció extraño porque al pequeño ni siquiera le habían hecho una prueba para confirmar ese diagnóstico.

En la cadena radial, el hombre afirmó que estuvo a punto de pagar 400.000 pesos por una prueba particular de COVID-19 para confirmarle a la funeraria que su hijo no se había contagiado. Según su testimonio, lo que lo salvó fue hablar  con medios de comunicación y con la Secretaría de Salud sobre su caso.

Al final, Frank consiguió que la clínica le hiciera la prueba de coronavirus a Samuel y el resultado dio negativo.

En Facebook, la Clínica Tolima publicó un breve comunicado en el que se refirió a la muerte del menor: lamentó lo sucedido e indicó que “dado el curso rápidamente fulminante del compromiso respiratorio se consideró entre los diagnósticos diferenciales el de infección por el nuevo coronavirus”.

De igual manera, señaló que una prueba de COVID-19 descartó la hipótesis que se tenía del caso, que recuerda el de un menor al que cremaron luego de que lo hicieran pasar como paciente de coronavirus.