En la mañana de este miércoles, los residentes de ese sector hallaron la sustancia y los elementos corto punzantes abandonados en los sitios donde los animales hacen sus necesidades, de acuerdo con la denuncia conocida por Blu Radio:

“Amanecimos viendo que en el jardín pusieron un químico blanco y, adicionalmente, cuando vamos a sacar las mascotas encontramos una bolsa con pedazos de carne. En esas bolsas había agujas incrustadas”, contó Patricia Díaz, residente del sector, a la emisora.

El supuesto veneno y los embutidos también fueron encontrados en algunas plantas y los corredores, al parecer, con el propósito de matar a los gatos y perros de la zona, añade la frecuencia.

Según los vecinos que hablaron con el medio, algunas de las mascotas alcanzaron a consumir los peligrosos alimentos y se causaron daño.

Entre tanto, la situación fue informada a la Policía de la localidad y, señala Díaz, “ya se encuentran haciendo la verificación”.

Los residentes, además, afirmaron que no es la primera vez que estos inhumanos atentan contra el bienestar de los animales, concluyó Blu.