La víctima, identificada como Armando Obeso Cassiani, de 62 años, iba saliendo de su casa rumbo a su trabajo cuando fue interceptado por el malhechor, informó El Heraldo. 

Él dice que el hombre le pidió que le diera lo que tenía, pero mi papá no acostumbra a llevar nada; entonces el ladrón comenzó a forcejear con mi papá por la bicicleta, pero no pudo quitársela”, detalló Gleris Obeso, hija del afectado, en diálogo con ese medio.

Cuando vio que no se podía robar la cicla, el criminal se lanzó sobre el adulto mayor y le arrancó un pedazo de su oreja derecha, agregó ese periódico. 

Mi papá dice que el ladrón en todo momento tuvo las manos en unos de sus bolsillos simulando que tenía un arma, pero era mentira y por eso decidió morderlo”, añadió la mujer, a ese diario. 

Afortunadamente, la rápida reacción de los vecinos, que agarraron el pedazo de oreja, permitió que el hombre herido fuera trasladado a un centro médico para que se la reconstruyeran. 

La cirugía según nos dijeron los doctores fue un éxito. Ahora sigue un tratamiento con antibióticos, desinflamatorios y mucho reposo, para que en el menor tiempo posible la oreja quede en perfecto estado”, apuntó la hija del afectado, en conversación con el portal regional La Libertad. 

Aparentemente, el delincuente fue detenido por la Policía de Barranquilla, pero ya que la víctima no estaba disponible para presentar la denuncia, el agresor habría quedado en libertad, concluyó ese medio.