Esta decisión también generó críticas hacia la justicia, pero según explicó el diario La Opinión el fallo del juez se sustentó en que no había pruebas contundentes como para acusar de acceso carnal violento a un adulto (de 22 años) y a los seis menores de edad capturados (de 14 a 17 años), entre los que se encuentra el novio de la adolescente.

El medio regional dice que según los argumentos del juez de control de garantías con las evidencias que presentó la Fiscalía, el pasado viernes, no se pudo comprobar que la menor hubiera sido violentada sexualmente por los siete acusados, razón por la cual lo más conveniente era dejarlos libres mientras avanza la investigación.

Este veredicto le dio un giro inesperado al caso, pues según contó en Noticias Caracol el comandante de Policía del departamento, coronel Fabián Ospina, la madre de la menor denunció que estos abusos se presentaron “desde mediados de 2018” y durante unos cinco meses.

“La menor inicia una relación sentimental con otro menor, y es donde empiezan a llegar otros adolescentes a la residencia de ella, e ingresaban en la noche puesto que la madre laboraba en horas nocturnas”, aseguró el oficial en el noticiero, con base en la investigación.

Así las cosas, el informativo dice que a la joven víctima la tienen en tratamiento psicológico, al tiempo que defensores de derechos humanos piden que la justicia castigue a quienes serían los responsables.

Esta imagen muestra la captura de los señalados abusadores y la forma en que la Policía los presentó ante la opinión pública.