Merizalde se refirió al estado en que se encuentran las unidades de cuidado intensivo en Cali y Valle del Cauca, donde simplemente ya no hay cupo para recibir a las personas afectadas por el COVID-19, informó Noticias Caracol. 

“El panorama es devastador. Es un panorama de guerra, prácticamente. Las UCI están ocupadas al 100 % y ya no se trata de que estén ocupadas y hay gente esperando un cupo. Ya ni siquiera es eso. Estamos hablando de grupos de 20 o 30 personas que llegan cada hora y toca devolverlos a su casa a que fallezcan en su casa porque no pueden recibir el tratamiento adecuado”, manifestó Merizalde, en diálogo con ese informativo.

Lee También

Cali es, al día de hoy, la cuarta ciudad del país con más muertes registradas por COVID-19, apuntó ese canal. La situación parece no tener fin a corto plazo, ya que la inmunidad de rebaño recién se estaría alcanzando en 2022, detalló la Gobernación del Valle, citada por ese informativo. 

La situación no solo es angustiante en Cali, sino también en las otras dos principales ciudades del país. 

En Bogotá, la ocupación de camas UCI, según la Secretaría de Salud, está en un alarmante 98 %. Tan solo quedan 54 camas UCI para la capital del país, de acuerdo con el observatorio de salud de la entidad. 

Desde el pasado 30 de mayo, Bogotá ha tenido la ocupación de camas de cuidado intensivo por encima del 95 % e incluso algunos sectores médicos aseguran que la ocupación en Bogotá superó el 100 % hace varias semanas. 

Por su parte, Medellín tiene una ocupación de camas UCI del 97 %. La capital antioqueña tiene solamente 33 camas libres para personas con COVID-19 que requieran atención de urgencia, señaló la Secretaría de Salud de Antioquia.

Este es el testimonio del médico en Cali, difundido por Noticias Caracol: