La Sala de Instrucción activó los cargos de concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico o porte de estupefacientes porque habría enviado 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos después de la firma del Acuerdo de paz.

Esto significa que los magistrados avalaron las pruebas como el video en el que ‘Santrich’ aparentemente negocia el envío de droga y eso reactiva el pedido de extradición de ese país, indicó Blu Radio.

La medida de aseguramiento es la decisión de la Corte que le sigue a la orden de captura internacional que ordenó desde el pasado 9 de julio después de que el otrora jefe del Bloque Caribe de las Farc no se presentara a la audiencia de indagatoria para que diera explicaciones por los delitos que le endilgan. Además, desde el 22 de agosto pasado, la Interpol hizo oficial la circular roja en su contra.

Ahora, la Corte continuará la investigación penal contra ‘Santrich’ y llevará el proceso hasta un juicio, informó El Tiempo.

En las últimas semanas, la Corte pidió a la justicia estadounidense que le permitiera escuchar en interrogatorio a Marlon Marín, testigo clave del proceso contra ‘Santrich’, pues es quien lo acusa de hacer parte de un acuerdo con el Cartel de Sinaloa para enviar la droga y recibir 15 millones de dólares.

Las declaraciones a las que ha intentado acceder el alto tribunal, son en las que Marín dijo que se hicieron cuatro reuniones con narcotraficantes mexicanos en las que participaron él, ‘Santrich’, así como Armando Gómez España y Fabio Simón Younes, detenidos y pedidos en extradición.

El testigo, que además es sobrino de ‘Iván Márquez’, dijo que ‘Santrich’ “consiguió una cantidad de cinco kilos del material” para asegurar el negocio, pues era él quien “tenía comunicación y trato directo con la gente de las disidencias de las Farc que manejan la producción de la droga en el sur del país”, añadió el diario.

Entre tanto, El Espectador señaló que esta decisión formal de la Corte le permite al Congreso suspender oficialmente a ‘Santrich’ de su curul como representante a la Cámara del partido Farc, del que ya no hace parte por abandonar el proceso de paz y anunciar su rearme desde el pasado 29 de agosto.