Los actos vandálicos de algunos conductores, que redujeron la circulación de vehículos en Bogotá, hicieron, de casualidad, que la capital registrara una disminución del 44 % de material particulado en el suroccidente de la ciudad, reportó el Distrito.

Según la Red de Monitoreo de Calidad del Aire, este lunes los niveles de contaminación estuvieron por debajo del promedio en un día normal en la ciudad. Este es un movimiento natural ante la falta de circulación de vehículos, similar al que ocurre en las jornadas de día sin carro.

La red dijo que las estaciones del suroccidente de Bogotá, sectores con los mayores niveles de problemas en el aire, mostraron niveles moderados de contaminación.

De acuerdo con la entidad, el constante flujo de vehículos de carga y buses intermunicipales hace que los índices de contaminación aumenten en la capital; sin embargo, estaciones como Carvajal-Sevillana, Puente Aranda y Kennedy tuvieron una disminución significativa.

La reducción de contaminación no se limitó a ese sector de la capital; el Distrito dijo que el aire en la zona suroriental de la ciudad registró una disminución del 52 % de concentración de material particulado en las estaciones de Tunal y San Cristóbal.

Así pues, sin quererlo, los bloqueos trajeron consigo un dato positivo, en contraste con los bloqueos y alteraciones de orden público que dejaron como saldo 55 vehículos con vidrios rotos, más de 40 vehículos pinchados con tachuelas, cinco personas lesionadas y dos capturados este lunes.