Para saber si tiene ascendencia sefardí se puede acudir a empresas que hacen el estudio de los ancestros, de acuerdo con los apellidos de los colombianos que quiere solicitar la nacionalidad portuguesa, los de los padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, dijo Javier Jaramillo, fundador de una compañía que ayuda con ese trámite, entrevistado en El Tiempo.

No obstante, Jaramillo aseguró en el diario que hay apellidos comunes que ya dan muestras de la ascendencia judía como Aguilar, Andrade, Bueno, Cardoso, Castro, Costa, Fonseca, Furtado, Gomes, Gouveia, Granjo, Henriques, Lara, Marques, Mendes, Silva, Avelar, Bravo, Carvajal, Crespo, Duarte, Ferreira, Franco, Moreno, Mota, Macías, Miranda, Oliveira, Osorio, Pardo, Pina, Pinto, Pimentel, Pizarro, Torres, Álvarez, Barros, Cáceres, Cruz, Lopes, Machado, Vargas, entre otros.

Luego confirmar la conexión con judíos de la península ibérica, el postulante debe pedir un certificado a la comunidad judía de Porto o Lisboa, capital de Portugal, y luego sí presentar ante el Ministerio de Justicia portugués la solicitud para obtener la nacionalidad.

El periódico señala que son varios los beneficios que los colombianos pueden tener si se convierten también en portugueses, entre ellos están:

  • Trabajar, vivir o circular libremente en Portugal o cualquier país de la Unión Europea.
  • Los portugueses no necesitan visa para ingresar a 83 países, incluido Estados Unidos.
  • Tiene derechos europeos como participación política o acceso a pensión y seguridad social.

Sin embargo, hay que decir que este trámite puede resultar costoso para algunas personas, pues el Ministerio de Justicia de Portugal cobra 250 euros (poco más de un millón de pesos), a lo que se suma los gastos adicionales del trámite, indicó el medio.