El hombre en cuestión respondería al nombre de Alberto José Ramos y sería un sargento primero; su captura se llevó a cabo en la población de La Jagua de Ibirico, Cesar.

Según El Tiempo, el sujeto en cuestión fue capacitado en Rusia, donde habría aprendido a manejar y lanzar cohetes.

El individuo, que aparentemente se hacía pasar por ciudadano nacional desde 2019, fue expulsado por parte de Migración Colombia.

Este caso se suma al de los 2 supuestos espías rusos detectados recientemente por extraer información relacionada con recursos minerales, así como al de un venezolano y un cubano que estarían vigilando instalaciones militares del país en episodios aislados.