El ciudadano cubano obedece al nombre de José Manuel Peña García y según El Tiempo, “monitoreaba e informaba cómo era el funcionamiento y cómo se movía la base… Tenía un equipo que le permitía medir las dimensiones de los aviones y el armamento”.

En consecuencia, Migración Colombia le notificó que tendrá prohibido regresar al país durante 10 años pese a que cuenta con visa por estar casado con una mujer colombovenezolana.

El Tiempo también afirmó que Peña pertenece al servicio de inteligencia cubano G2, mientras que Noticias Caracol notificó que el hombre se identificaba como profesional de la medicina y que en 2014 estuvo en Venezuela haciendo parte de una misión médica.