Migración Colombia explicó en un comunicado que, por disposiciones de la autoridad sanitaria, los viajeros debían presentar una prueba de COVID-19 PCR negativa por abandonar el país antes de que se cumplieran los 14 días de aislamiento que se supone debían cumplir al ingresar.

En ese sentido, los extranjeros —dos mujeres y un hombre— entregaron los resultados en el aeropuerto de Cartagena para viajar a Estados Unidos, pero las autoridades notaron “irregularidades” en los códigos de las pruebas.

Migración se comunicó con el laboratorio que hizo la prueba y encontró que, “no solo que los extranjeros no se habrían realizado las pruebas, sino que las mismas, pertenecerían a otras personas, quienes se las habrían realizado en octubre de 2020”, indicó en el comunicado.

Por tal evidencia, los turistas fueron detenidos y quedaron a disposición de las autoridades para ser judicializados.

Recientemente, las autoridades migratorias del país también tuvieron la lupa a un extranjero que viajó, desde Estados Unidos a Bogotá, con una prueba positiva para COVID-19.

De acuerdo con Migración Colombia, desde que se comenzó a exigir nuevamente la prueba PCR para los viajeros internacionales, han arribado al país más de 39.000 personas.