Allí se presentó la Secretaría de Educación Municipal y la Policía Nacional, con el fin de verificar lo acontecido en la institución educativa del sector de Río Frío, informó el diario Vanguardia de Santander. 

Se evidenció que adentro del colegio estaban tanto estudiantes como profesores en medio de actividades académicas. Esto, a pesar de las restricciones establecidas por el Gobierno Nacional, en el marco de la pandemia de COVID-19, añadió ese periódico.

Al respecto, Giselt Pierine Portillo, secretaria de Educación Municipal, recalcó en ese medio, que “ninguna institución de Floridablanca, del sector público o privado, tiene permitida la presencialidad. Los estudiantes continúan su refuerzo pedagógico desde casa”. 

La funcionaria añadió que el llamado de atención también es para los padres de familia. “Necesitamos que los niños estén en casa, porque estamos en una época donde se han aumentado los contagios”, señaló en esa publicación. 

A pesar de lo ocurrido, la secretaria de Educación dio a conocer que “no se interpusieron sanciones y tampoco se tomaron correctivos”, pero que esto se evaluará en los próximos días. 

Las autoridades del municipio de Santander ya convocaron un consejo extraordinario para definir las acciones contra la institución educativa, concluyó Noticias Caracol.