La razón es que se presentó un derrumbe de tierra en el kilómetro 25+700, por lo que las autoridades cerraron totalmente la vía en ese sector, cercano a Cáqueza (Cundinamarca), informó Coviandes.

Durante la madrugada de este miércoles se logró remover parte de la tierra que cayó, por lo que permitieron el paso restringido a un carril.

La concesionaria reportó que el resto de la vía tiene una movilidad normal, aunque hay baja visibilidad a la altura del peaje de Boquerón.

Por la cuarentena, la salida de Bogotá a municipios de Cundinamarca está restringida. No obstante, sí pueden viajar aquella personas que hacen parte de las excepciones del aislamiento, como transportadores de alimentos.

La vía al llano puso sufrir a las autoridades a finales del año pasado, cuando se presentaron múltiples deslizamientos de tierra en el kilómetro 57, que inhabilitó el paso por completo, casi por 3 meses.

Por la temporada de lluvias, el Ideam pronosticó otros deslizamientos en zonas de Antioquia, Santander, Norte de Santander y Caldas con riesgo de deslizamientos.