La grabación arranca justo cuando un policía tiene inmovilizado por el cuello al padre de familia, que sostiene de un brazo a su pequeño hijo. El menor llora al ver lo que está sucediendo.

El llanto del niño llama la atención de varias personas, que se acercan para explicarle al uniformado que el hombre había llevado a su hijo al parque aprovechando los minutos que establece el decreto del Gobierno para estos casos.

“No lo puedo soltar hasta que me presente su cédula […] y cálmese, porque tiene que aprender a respetar a la Policía, porque le estamos diciendo decentemente que se retire porque no puede estar acá”, dice el uniformado, que no suelta al ciudadano.

Eso sí, el policía le deja claro que no le está haciendo presión en el cuello como para causarle daño, pues el ciudadano se queja de que lo “está ahorcando”. El uniformado también le recrimina el hecho de que el ciudadano no tenga puesto el tapabocas, y asegura que el hombre le respondió en el procedimiento: “Haga lo que se le dé la gana”.

Mi hijo tiene cuatro meses de no salir, y hoy se me da por salir con el niño a esta hora y hay problema”, alega el hombre, al tiempo que manifiesta su número de identificación ya que no portaba la cédula física.

El caso provocó rechazo en contra de la Policía en Cúcuta por este procedimiento, ya que, según comentarios en redes, se aleja del objetivo que tiene la institución con las campañas que ha lanzado en la ciudad para concientizar a las personas sobre el cuidado personal y el cumplimiento de las normas establecidas por cuenta de la pandemia de coronavirus.

Estas estrategias las viene compartiendo el coronel José Luis Palomino, comandante de Policía Metropolitana, en sus redes sociales, para mostrar la labor comunitaria que están haciendo sus hombres.

Así las cosas, el oficial tiene ahora un tema pendiente con este procedimiento que la ciudadanía espera aclarar.