Entramos al lugar tras recibir el llamado de varios habitantes y encontramos el cuerpo de una persona que había salido positiva para COVID-19. Todos sabemos que eso está prohibido; hicimos el sellamiento respectivo por violar las medidas sanitarias”, aseguró a RCN Radio, Lina de Armas, secretaria de Salud de Valledupar. 

La velación iba en contra de las determinaciones del Gobierno Nacional para personas que mueran por el virus. Ya que a estas no se les debe velar, practicar la necropsia o trasladar hasta Medicina Legal.

Asimismo, las normativas del Ministerio de Salud señalan que las personas que deban manipular el cuerpo, tienen que hacerlo siempre con máscaras y trajes especiales de bioseguridad. 

Ante este episodio, los habitantes de la capital del Cesar pidieron más vigilancia en el traslado de los fallecidos por coronavirus.  

Estuvo bien la reacción de las autoridades, pero es una situación que no pasaba si se vigilaba más de cerca la ruta de los pacientes. ¿Qué tal si la ciudadanía no alertaba?”, reflexionó en esa emisora José Manjarrés, habitante de la zona donde operaba la funeraria clausurada. 

Por su parte, la Secretaría de Salud de esa ciudad se comprometió a mantener una mayor vigilancia de estos lugares. “Seguiremos haciendo este tipo de acciones porque no podemos permitir que se irrespete la normativa y se ponga en riesgo la salud de los habitantes de Valledupar”, añadió la secretaria de Salud, en conversación con el portal regional Zona Cero 

De acuerdo con el más reciente informe del Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud (29 de julio), Cesar cuenta con 2.886 de los 276.055 casos confirmados de coronavirus en el país.