La confesión que hizo ante la Fiscalía Nilson Díaz, compañero sentimental de Carolina Galván, fue que no es verdad que la mujer haya regalado a Sara Sofía Galván, como ella misma había dicho en un audio.

“[…] Eso es mentira porque la verdad es que la niña está muerta”, aseguró el hombre, que también dibujó un mapa del sitio en el que presuntamente arrojó a un caño el cuerpo de la pequeña, que tenía apenas 23 meses de nacida cuando desapareció en Bogotá.

Partiendo de esta versión como primera hipótesis, la fiscal interrogó a Díaz para que explicara, según él, qué le había pasado a la niña. “De lo que usted observó con Sarita, ¿qué cree que fue la causa de la muerte?”, preguntó.

“Pues doctora, para mí fueron los golpes que le dio Carolina, porque lo único es que Sarita, cuando llegó a la casa, tenía soltura, y yo le di agua de ajos hervida con un pedacito de panela, y eso la curó. Por lo demás, siempre estuvo alentada. Lo único era que la niña no comía, y yo creo que murió de los golpes que Carolina le dio”, respondió el hombre, que está en una prisión.

Díaz también mencionó que la niña falleció “de pena moral”, pues le aseguró a la fiscal que “Sarita llamaba mucho a Nina”, que no tiene claro si era “la señora Rita o la hija de ella”. “Mejor dicho, era la persona que la cuidaba”, agregó.

Últimos minutos de vida de Sara Sofía Galván, contados por el padrastro

En el interrogatorio, cuyo documento publicó Noticias RCN, Nilson Díaz también se refirió a los últimos minutos de vida de la niña, y afirmó que la mamá la había maltratado porque la pequeña no le recibía la comida.

“Carolina se puso furiosa y estaba tratando muy mal a la niña. La cogió y se la llevó para el baño y le pegó una cachetada en la carita, y ahí le moreteó un ojito y parte de la frente”, confesó.

Luego de eso, el hombre detalló que Sara Sofía se había quedado dormida junto con otros niños viendo una película, y cuando él se despertó “tenía los labiecitos morados”. En esta parte del documento está la confesión del hombre.

Imagen tomada de Noticias RCN
Imagen tomada de Noticias RCN

Díaz también dio detalles de la reacción de Carolina al ver a su hija en ese estado y contó cómo supuestamente la lanzaron al caño, aunque esa versión no ha logrado convencer a la tía de la menor, Xiomara Galván, que cree que a su sobrina se la habrían regalado a una pareja de extranjeros.

De hecho, la mujer hizo una colecta de dinero y ofreció recompensa por información precisa que permita ubicar a la menor.