La información la confirmó Noticias Caracol, este martes, y dijo que la Procuraduría General les impondrá la máxima sanción a los patrulleros Harby Rodríguez y Juan Camilo Lloreda, que consiste en la destitución de la Policía y una inhabilidad de 20 años para ejercer actividades públicas.

La determinación la tomó el Ministerio Público con el argumento de que los dos uniformados de la Policía actuaron con “brutalidad e intencionalidad” a la hora de reducir a Javier Ordóñez, pese a que la víctima les suplicaba que pararan el castigo.

Se puede afirmar, sin lugar a ninguna duda, que el señor Javier Humberto Ordóñez fue objeto de violencia física a pesar del estado de indefensión en que se encontraba, mientras permaneció en el CAI Villa Luz […] sin consideración alguna, Javier Ordóñez recibió golpes propinados por el uniformado Juan Camilo Lloreda”, señaló Aura Fajardo, asistente de la Procuraduría, en declaraciones que recogió el noticiero.

“La intención de causar la muerte al ciudadano Ordóñez Bermúdez se infiere de la formación que reciben los policías y de su experiencia, que les enseña dónde golpear según el propósito que se busque”, señaló la funcionaria, y dijo que las patadas y golpes que le propinaron al detenido lo llevaron a la muerte.

El organismo explicó que con base en la investigación y pruebas que se recolectaron se pudo determinar que los dos policías se excedieron al momento de reducir al detenido, por lo que, dijo el noticiero, les notificará que fueron hallados responsables por falta gravísima en abuso de autoridad y exceso de fuerza.

Policías mintieron para justificar golpiza a Javier Ordóñez

Además de este hallazgo, el organismo de control también dijo que no encontró pruebas de que la víctima estuviera involucrada en una riña, como reportaron los patrulleros en un informe que fue calificado como falso.

Esto, explicó Blu Radio, porque el Ministerio Público no encontró evidencias en cámaras de seguridad de que Ordóñez  hubiera peleado y golpeado a una mujer en la calle, en la localidad de Engativá, como quedó consignado en el informe que presentaron los uniformados para justificar su accionar.

“No había la tal riña múltiple, no tuvieron que separar a nadie”, concluyó el organismo.

Este es el informe de Noticias Caracol que recoge fragmentos de la lectura del fallo contra los dos patrulleros de la Policía.