Al lugar del evento llegó el propio alcalde de la capital vallecaucana, Jorge Iván Ospina, acompañado por las autoridades que procedieron a detener a los participantes.

La noche de este miércoles, el juez 31 Penal del Circuito ordenó enviar a la cárcel a los dos extranjeros que también figuraban como arrendatarios del sitio del evento, donde no solo se encontraron 19 personas aglomeradas sino también juguetes sexuales, alcohol y drogas, informó El País de Cali.

Uno de ellos estaba en el país desde 2018, mientras que el otro había arribado el año pasado.

Las 17 personas restantes evitaron terminar presas, pero serán multadas con 930.000 pesos por violación de medida sanitaria, agregó ese medio.

Sin embargo, RCN Radio agregó que un atenuante para ello es el hecho de que la fiesta estaba organizada de 2 a 5 de la tarde, aunque el operativo que le puso fin fue entrada la noche.